Alma Misionera, emprendimiento que trasciende fronteras y enorgullece

Madre luchadora, con 4 hijos a cuesta, encargándose ella misma de todas las responsabilidades de la casa y con la intención de ayudar a su marido, que trabaja fuera para traer el sustento diario, Belén Del Puerto, decidió que no bastaba quedarme solamente como ama de casa. Los niños ya estaban más grandecitos, entonces llegó el momento de emprender algo un poco más ambicioso, porque en realidad desde hacía un tiempo ya venía haciendo algunos trabajos de artesanía, que compartía con amigos y parientes. Sin haber imaginado jamás, sus productos ya pisaron tres continentes.

Fernandina por adopción y docente de profesión -sin ejercer hasta hoy-  desde hace unos años comenzó a conjugarse en ella la creatividad, ingenio e imaginación. Primero preparó regalos sin una marca específica, bandejas de desayunos, arreglos florales, entre otros. Se fue entusiasmando y gracias a la promoción de clientes y amigos por las redes sociales, fueron creciendo los pedidos. 

Al poco tiempo ya llegaron demandas de regalos corporativos para distintas épocas del año, con o sin licitación. Fue así que nació "ALMA MISIONERA", una pequeña empresa que hoy da empleos, en forma directa, a 5 familias. El nombre del negocio conjuga trabajo, decisión, eficiencia y eficacia y hoy en día cuenta con una solvencia basada en la calidad de sus productos.


Nos comenta Belén que las exigencias del mercado fueron aumentando, lo que les exigió de alguna manera ir perfeccionando la técnica. "Hoy en día llegamos con los productos artesanales en barro, cuero, cuerina y poyvi a casi todo el país y con orgullo aclaro, que enviamos también a  Brasil, Argentina, Uruguay, Honduras, EE.UU, España y Japón".

Agregó que este logro "me llena de satisfacción. "Alma Misionera" tuvo un gran empuje en este 2020, saliendo beneficiada con el préstamo para mujeres emprendedoras de  KUÑA KATUPYRY, impulsado por el Despacho de la Primera Dama de la Nación, por medio del Banco Nacional de Fomento.


Gastronomía, comidas típicas

Cuando hay crisis que no se note, afirmó un día nuestra entrevistada, a raíz de que debido a la pandemia, disminuyó un poco la demanda de artesanía. Y como buena misionera (ignaciana) tenía que complementar su trabajo con otro rubro. Fue así que Alma Misionera incorporó su brazo gastronómico, sobre todo, para esta época de frío en que se consume mucha comida típica.

"Como soy misionera, con orgullo presento el batiburrillo, chorizo misionero, chicharo trenzado, pastel mandi'o, mbeju y el pajagua", nos relató Belén Del Puerto, que ofrece a su clientela todos los viernes, desde las 16 hs., con muchísimo éxito, aclarando que esta actividad se prolongará durante todo el invierno.

Esta guapa mujer, madre, esposa y emprendedora deja un mensaje para todos: "Deseo que no se pierda la Fe y que todo se puede lograr con esmero y dedicación".

Indicó que el pilar fundamental para cualquier emprendimiento debe ser siempre la familia, "por eso valoro infinitamente el acompañamiento de mi esposo y mis 4 hijos y agradezco a Dios por mi salud y la fortaleza de cada amanecer, así como mi gratitud a mi amplia clientela, a la flia y los amigos, porque sin ellos "Alma Misionera" no estaríamos 11 años en vigencia".


Para pedidos y/o consultas pueden llamar al 0981.554.162. El local está ubicado en el Barrio San Juan, zona sur, Fernando de la Mora.