Cooperativa Medalla nació con 74 socios y hoy cuenta con más de 180 mil

Año 1984 marca un hito para el cooperativismo paraguayo. Se integra el Comité Organizador de lo que sería la actual poderosa Cooperativa Medalla Milagrosa, con unos cuantos soñadores residentes en Fernando de la Mora, que veían la necesidad de crear una entidad solidaria en la nueva y pujante ciudad. Hoy es una de las más grandes del país, que ayuda a muchísima gente, no solamente de nuestra localidad sino también de otras partes del país. Un orgullo para los que habitamos esta pujante comunidad. En este material transcribimos el contexto en que nació esta empresa social y su consolidación en el mercado paraguayo. Nació con 32 asociados y hoy cuenta con más de 180 mil, una casa matriz y 19 sucursales.

Hacia 1980, Fernando de la Mora ya contaba con alrededor de cien mil  habitantes, nuevos emprendimientos inmobiliarios fueron ampliando de manera sustancial la ciudad, fue cambiando el panorama edilicio y la incesante actividad comercial a la par de la instalación de varias industrias, daban un nuevo rostro a la joven y floreciente ciudad.

El ambiente político nacional cada vez más difícil por el régimen dictatorial que no permitía la libre expresión ciudadana, ni la libre asociación de los paraguayos, trajo como consecuencia que una vez más fuera la Iglesia el punto de convergencia de las inquietudes y el sentir de la comunidad.

La Parroquia de la Virgen de la Medalla Milagrosa se constituyó en el baluarte de la iniciativa popular que a través de la Catequesis, de los Movimientos Católicos, como Cursillos de Cristiandad, la Legión de María y otros, iban creando conciencia de la necesidad de cambios profundos hacia una sociedad más justa y más humana .

En este ámbito espiritual donde se compartían tristezas y alegrías, dolores y esperanzas, nació y se fortaleció el deseo de forjar un mañana mejor para toda la sociedad, y ese ideal forjado en la amistad sincera y el compromiso cristiano impulsó a la búsqueda de integrar una entidad solidaria y fraterna  que fuera alternativa económica para sus miembros de manera a paliar las condiciones agobiantes que imponían los bancos y financieras a los prestatarios.

Este sueño fue germinando silenciosamente en el curso del trajín diario de expectables ciudadanos vinculados a las labores pastorales y sociales de la Parroquia y cada vez  fue fortaleciéndose la idea de crear una cooperativa. 

Las reuniones y encuentros en el local de la Parroquia y en los domicilios de los futuros fundadores , eran el ambiente propicio para intercambiar opiniones y establecer un proyecto que era al mismo tiempo un compromiso y un desafío atendiendo a la situación política vigente.

Se dieron los primeros pasos y emergieron los líderes que más tarde estarían integrando el grupo de setenta y cuatro socios fundadores de la Cooperativa Medalla Milagrosa. Durante el año 1984 las acciones tendientes a cristalizar el sueño dieron el primer fruto con el nacimiento de la denominada CAJA DE AHORRO Y CRÉDITO MEDALLA MILAGROSA, fundada  en octubre, mes internacional del ahorro, de  ese mismo año, que aglutinó a 32 asociados

Esta primera experiencia de cooperación fue determinante para orientar al grupo de fundadores decididamente hacia la creación de una Cooperativa dentro de las normativas legales vigentes.

Socios fundadores

El compromiso asumido, tuvo como activos protagonistas a varios de los fundadores que con admirable dinamismo iniciaron la labor de preparación a través de las reuniones de formación. Cabe mencionar entre éstos a los señores Osvaldo Isnardi, Natividad Villalba, Dionisio Cardozo, Florentino Ruiz, Félix Paiva a más de otros que acompañaron con entusiasmo la iniciativa.

En esta etapa de formación cooperativa se tuvo la participación de charlistas invitados de CREDICOOP, de otras cooperativas y del Lic. Jovino Carreras de la Dirección General de Cooperativismo.

A finales de 1984 y conforme a lo dispuesto por la Ley 349/72 se formó el Comité Organizador de la pre-cooperativa que llevó a cabo la redacción de un Anteproyecto de Estatutos y la organización de la Asamblea de Constitución que se llevó a cabo el domingo 26 de abril de 1985 en el Salón de Actos de la Parroquia Medalla Milagrosa fraternalmente cedido por el Cura Párroco Pbro. Zacarías Martínez quién apoyó desde un comienzo la iniciativa y acompañó el emotivo acto fundacional.

Tomaron parte de la Asamblea de Constitución 74 personas, varones y mujeres, con la fe y la esperanza puesta en un mañana  mejor para sus familias y la patria.

Se estableció en G. 12.000 el valor de cada certificado de aportación y el Aporte integrado ascendió a G. 118.500. Se aprobó el Anteproyecto de Estatuto Social y en consecuencia fueron electos los miembros del primer Consejo de Administración integrado por:

En el mismo acto asambleario también fueron electos los integrantes de la primera Junta de Vigilancia

De esta manera concluía el primer capítulo de una experiencia que sería de significativa trascendencia en el ámbito socio-económico de la Ciudad de Fernando de Mora.  Aquel grupo de soñadores que pusieron en común sus esperanzas, sus anhelos, y su inquebrantable voluntad en la vivencia de los valores éticos, dejaba escrito en los anales de la historia fernandina otra prueba del espíritu solidario y fraterno que convierte al cooperativismo en un apostolado en el cual, al dar se recibe la satisfacción del deber cumplido.

 

 Cuenta con personería jurídica reconocida por el decreto del Poder Ejecutivo N° 13553 del 31 de enero de 1986, inscripta bajo el N° 204 en la Dirección General de Cooperativismo, el actual Instituto Nacional de Cooperativismo INCOOP. 

Extraido de la Pág. oficial de la Cooperativa