De vertedero a jardín: Un ejemplo a seguir en Fernando de la Mora

Un grupo de vecinos del barrio Kokue Guasu, zona sur, de Fernando de la Mora, tomó el toro por las astas, luego de años de lucha en contra de los puercos e inconscientes que tiran su desecho, lograron convertir un vertedero clandestino en un jardín. El trabajo se realizó sobre la calle Usher Ríos entre Cerro Corá y Policarpo Cañete.

La tarea de hermoseamiento se dio en el marco de la campaña "Fernando de la Mora reforesta", que consiste en sembrar plantines en las veredas, casas y patios baldíos disponibles y autorizados.

El ex basural está ubicado en una calle muy transitada y donde varias personas realizan caminatas diariamente. Uno de los propiciadores de la limpieza y arborización es el señor Alejandro Medina, quien nos comentó que desde hace varios años vienen luchando en contra de las personas que llevan a depositar ahí su basura.

Indicó que tratan permanentemente de concienciar a los vecinos para que no contraten más a motocarros o carros movidos a caballo para deshacerse de sus bolsas de desechos o ramas, "porque lo más probable es que vayan a tirar en ese lugar o en algún otro espacio".

Hace dos semanas comenzó la campaña de sembrar plantines y cada vez más niños, jóvenes y adultos acompañan la actividad e incluso, se tienen pedidos de otros barrios para llegar junto a ellos con las plantitas, comentó Medina.

Para dejar en condiciones adecuadas el ex vertedero, plantaron árboles de diversas especies, así como también plantitas ornamentales, que consiguieron del vivero de Yacyretá y el aporte de algunos lugareños.


La Municipalidad de Fernando de la Mora apoyó con su personal y equipo y también para poner un vallado provisorio, hasta que tomen altura las plantas.

En dos jornadas, sembraron cerca de 100 plantines sobre la calle Usher Ríos, en las veredas de los vecinos de la zona. 

Un trabajo digno de aplaudir y de imitar.

De vertedero a jardín

Los vecinos expresaron su felicidad por el logro de hacer desaparecer un lugar contaminante y desagradable para la vista y la salud y esperan que las personas tomen mayor conciencia sobre la necesidad de cuidar el ambiente y de esa forma mejorar la calidad de vida de todos, según expresó una joven que participó del proceso de cambio ambiental.