Descortesía del director del Materno Infantil molestó a los fernandinos

Algo insólito y que nos lleva a épocas que creíamos superadas ocurrió esta mañana en el Hospital Materno Infantil de Fernando de la Mora, durante la inauguración del Área de Pediatría: la sectarización partidaria de un acto oficial. La Intendencia Municipal puso los recursos para la nueva edificación, pero el intendente ni la Comuna fueron tenidos en cuenta. La cinta la cortó el ministro de salud, Julio Mazzolini, pese a que esta institución presuntamente no puso dinero alguno para el mismo.

Cayó muy mal a los fernandinos el hecho de discriminación que sufrió esta mañana la Intendencia Municipal de Fernando de la Mora, por parte del director del Hospital Materno Infantil, Dr.Luis Battaglia. Ni siquiera se permitió que el banner de la comuna local se colocara durante la ceremonia, según denuncias provenientes de las autoridades municipales.

El nuevo bloque, ubicado en el mismo predio, sobre las calles Junta Municipal casi Cabo Talavera, zona norte,  estaba listo hacía bastante tiempo, pero no se habilitaba porque el médico quería la presencia del titular de la cartera de Salud, doctor Mazzolini, quien apareció hoy para la habilitación oficial.

Todos saben que la Intendencia puso G. 100.000 millones para la construcción del bloque, de modo a superar la paupérrima atención que se brindaba a las madres y niños en carpas improvisadas, donde trabajaban los profesionales de blanco. 

Fue una actitud de descortesía por parte de Battaglia, según los voceros de la Municipalidad.

Agradecimiento a contribuyentes

Con su moderado lenguaje que le caracteriza, el intendente Alcides Riveros agradeció a través de su perfil del Facebook a los contribuyentes "que tesonera y puntualmente se esmeran y esfuerzan para el cumplimiento de sus tributos; así como también a los miembros del Consejo Local de Salud, que gracias a su compromiso, aporte y trabajo, desde hoy cientos de madres y niños más carentes, que vienen diariamente a consultar en el Hospital Materno Infantil de nuestra ciudad, ya no estarán expuestos a la intemperie o bajo las precarias carpas que se instalaron para paliar la emergencia sanitaria".

Agrega que "no importa quién construye un edificio o a quien se le rinde homenaje por cumplir su obligación como servidor público: lo importante es que cumplimos con nuestra obligación que la ciudadanía fernandina nos encomendó sin ningún sectarismo ni distinción de ninguna laya. La salud y la educación no tienen color, credo ni religión!!!. 

El Consejo Local de Salud también expresó su descontento por la descortesía de la dirección del Hospital Materno; así como centenares de internautas que llenaron los espacios con protestas.