El hombre más longevo del mundo que juega fútbol lo hace en Fernando

Don Leonardo Bogado, tal vez el hombre más longevo del mundo que sigue jugando el fútbol, lo practica en Fernando de la Mora. Acaba de cumplir 80 años y todos los sábados le da al balampié con sus amigos mayores de edad, en Isla Poí Fútbol Club. El fin de semana pasado recibió un homenaje de parte de los integrantes del grupo y la Asociación Paraguaya de Fútbol, en un acto emotivo cargado de anécdotas.

La cancha está ubicada sobre la Avda. Isla Poí, barrio Itá Kaaguy, zona sur de Fernando de la Mora y pertenece al ex futbolista e ídolo de Cerro Porteño, Guido Alvarenga.

El club lo integran cerca de 50 personas mayores de 40 años y es casi una obligación la asistencia, no por que exista dicha medida, sino por las ganas que tienen de asistir para pasar una buena tarde de fútbol, de cargadas, de anécdotas y el infaltable tercer tiempo, que nunca falta.

Don Bogado se incorporó al grupo hace un año y medio aproximadamente y viene participando normalmente. Solo dejó de jugar dos semanas luego de su operación de cataratas, pero nunca deja de asistir los días sábados por la tarde, cuando se reúnen los amigos para chutar la pelota. Es delantero y no pasa un partido sin convertir por lo menos un gol. No es que le hacen jugar por lástima; es un jugador que juega de igual a igual.

Don Leonardo nació en Asunción, el 6 de noviembre de 1938, en el Barrio Pinozá.

Es el orgullo y la joya del grupo, como destacan sus compañeros, que lo cuidan, lo miman y le brindan la contención necesaria. Es un señor respetuoso y muy agradecido.


Luis Sandoval, presidente del Club, destacó el valor que tiene este grupo de amigos. Indicó que "más que amigos ya somos como una familia, que se preocupa y ocupa de cada uno de los integrantes. Aquí hay respeto, entendimiento y mucha solidaridad. Hemos aprendido a dejar de lado las cosas negativas, como el fanatismo, las peleas en la cancha y hemos priorizado la amistad por sobre todo".

Prisco López fue el de la idea de brindarle un justiciero festejo. Destacó su trayectoria diciendo que es un ícono del deporte paraguayo, en cuanto que el practicarlo no está en la edad sino en la actitud. Don Leonardo, a pesar de muchas adversidades, como por ejemplo su baja vista, sigue practicando el fútbol y trabajando como albañil para dar de comer a su familia.

Don Leonardo jugó hasta la reserva del Club Guaraní, luego en Sport Colombia, 3 de mayo de la Liga Fernandina y varios clubes del interior, hasta los 40 años como deportista profesional.


Don Bogado recibió varios obsequios de parte de sus amigos de Isla Poí, así como también por parte de la Asociación Paraguaya de Fútbol. Su presidente, Oscar Harrison, por medio de su representante Douglas Martínez , le entregó una remera oficial de la Selección Paraguaya y una pelota.

El futbolista de todos los tiempos expresó su emoción y agradecimiento por el gesto que recibió y pidió seguir trabajando por el deporte, que es un vía importante para los chicos, jóvenes y grandes, según dijo.

Un tributo merecido para una persona que disfruta la vida y la goza intensamente. Felicidades Don Leonardo Bogado!!!