Fernando cuenta con 4 patrulleras y 4 motos para hacer frente a ola de asaltos

En la ciudad de Fernando de la Mora, la delincuencia y la inseguridad en general están ganando terreno. A diario se denuncian casos de robos domiciliarios, atracos de motochorros, asaltos a comercios, entre otros. Sin embargo, la Comisaría 2da. local no cuenta con los recursos necesarios para enfrentar a los marginales. Cuenta con tan solo 4 patrulleras y 4 motocicletas para toda la ciudad, con un personal de nomas de 60 efectivos que rotan en días y horas para cubrir el servicio.

Muchos vecinos, tanto de zona norte como del sur, ya no saben qué hacer ante la ola delictiva. Algunas comisiones vecinales se apuraron en organizar patrullas de seguridad y establecer mecanismos de defensa. 

La Policía pareciera decir "estamos con las manos atadas"; pues sus recursos, tanto materiales como humanos, son muy limitados. Casi todas las casetas construidas por las comunidades están carentes de agentes del orden y solo algunas autoridades que residen en Fernando, no precisamente las locales, cuentan con guardia policial.

Es preocupante el alto índice de inseguridad que estamos viviendo a nivel país, y del cual nuestra ciudad no está exenta. Si bien el problema de la inseguridad no es nueva, con la situación de la pandemia el mal recrudeció en los últimos meses, especialmente desde la habilitación de la Fase 3 de la cuarentena, expresó Leo Javier Lesme, presidente de la Contraloría Ciudadana local y miembro activo de la comisión vecinal del barrio San Pedro, zona norte.

A su criterio "esta situación está directamente asociada a las consecuencias que trae la crisis sanitaria: empresas quebradas que desembocan en desempleo, el hambre, la falta de circulante, y la baja capacidad de respuesta que da el gobierno en materia de seguridad interna. Reflejo de eso es, por ejemplo, la precariedad de recursos materiales y humanos con que hoy se maneja la comisaría segunda de Fernando".

Mencionó que cuando recurrieron a los jefes policiales de la ciudad, el comisario Rubén Bazán, les comentó que la unidad policial cuenta con apenas 4 patrulleras y 4 motocicletas para toda la ciudad, con un personal de nomas de 60 efectivos que rotan en días y horas para cubrir el servicio. En caso de que algunos de los vehículos tenga algún desperfecto se debe recurrir a la buena voluntad de algún taller local, ya que los recursos presupuestarios ya no alcanzan para cubrir ciertos gastos propios de la comisaría. 

En Fernando de la Mora trabajan solo dos agentes del Grupo Lince, que salen a patrullar la localidad, uno en zona norte y el otro en sur. Evidentemente no dan abato ante tantas demandas.

Se organizan los vecinos

En algunas zonas, como Parques del Sur y Estanzuela, funciona el sistema de botón de pánico, servicio con que cuenta la mayoría de las viviendas. Ante la presencia de algún sospechoso o la acción concreta del mismo, alguien hace sonar la alarma y los pobladores salen para defender a la víctima y también es comunicada al mismo tiempo la comisaría local.

Otros como la comisión del barrio San Pedro de zona norte, se organizan en grupos de Whatsapp y de la misma forma, ante las sospechas se dispara la alerta. 

Al respecto, Lesme indicó que "en las últimas semanas aumentaron de manera alarmante hechos de asaltos callejeros en el barrio San Pedro, zona norte, situación que pone en zozobra a toda la comunidad y que nos obligó a organizarnos entre vecinos y buscar mecanismos de prevención a nivel barrial. Es así que creamos un grupo de Whatsapp denominado "Vecinos en Alerta", en el que a instancias del mismo comisario Bazán le incluimos como miembro, y en cual comenzamos entre 13 vecinos, ahora ya somos más de 70. Nuestra intención es abarcar las 11 manzanas que comprende nuestra área de influencia".

Los pobladores pusieron en condiciones la moderna caseta policial, que desde hace bastante tiempo está sin un agente, de modo a darles un poco de comodidad a los patrulleros que pasan por el barrio de tanto en tanto.

El intendente local, Alcides Riveros, también expresó su preocupación por la inseguridad y prometió llegar hasta el ministro del Interior, Euclides Acevedo, para solicitarle mayores recursos para esta localidad. Dijo que la Intendencia está poniendo de su parte, como ser cámaras de circuito cerrado, mejor iluminación de las calles, pero que hace falta mayor dotación policial, para patrullar permanentemente la ciudad.