Fiscalía incauta mercaderías presumiblemente ingresadas de contrabando

El agente fiscal Miguel Quintana, de la Unidad Especializada en la Lucha Contra el Contrabando, encabezó este viernes un procedimiento que permitió la incautación de mercaderías que habrían ingresado al país de contrabando. El operativo fue acompañado por el Departamento Especializado contra Hechos Punibles Económicos de la Policía Nacional y la Coordinación Operativa de Investigación Aduanera (COIA). Se trata de un depósito ubicado en las calles Villa Hayes casi Jerusalén, zona sur de Fernando de la Mora.

El representante del Ministerio Público aclaró que “ingresamos en este local a los efectos de verificar una información que obtuvo la Policía Nacional, de la Dirección de Delitos Económicos. Aparentemente, en el lugar se estaría distribuyendo y depositando productos que habrían ingresado de contrabando al territorio nacional. Encontramos también varios productos nacionales entre ellos harina, almidón y encontramos unos 150 kilos de azúcar, en 32 de bolsas, aceite, queso y manteca vencidas, que serían de origen argentino”.


Agregó que tienen los elementos de sospecha "que nos hacen suponer que estos productos como el azúcar, se fraccionaban en bolsas de 5 kilos y de 1 kilo para poder ingresar al mercado nacional. También encontramos una cámara frigorífica en la que estaban guardadas barras de quesos de diversos tipos. Estos aparentemente son de producción nacional. Nos acompañaron también funcionarios del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición, quienes verificaron que estos productos tienen varios incumplimientos de normas sanitarias. Estas mercaderías, van a quedar a cargo de la INAN para que puedan verificar, iniciar trámites administrativos a ver si tienen algún tipo de sanción y cuál sería la aplicable para este caso”.

Diego Toñánez, de la Sección Alimentos del INAN, señaló que efectivamente el local no contaba con el Registro Sanitario correspondiente y que además, constataron que las condiciones de procesamiento y almacenamiento eran insalubres, lo que podría afectar la salud de los consumidores.