¿Hasta cuándo vamos a soportar la irresponsabilidad de los vecinos puercos?

Hemos avanzado muchísimo en Fernando de la Mora en materia de conciencia ciudadana y limpieza. Pero aún quedan muchos vecinos irresponsables que tiran su basura en el patio baldío de cerca de su casa y otros, que mantienen sucio y sin cerco su propiedad deshabitada. La Municipalidad local se sigue haciendo cargo de todos estos inescrupulosos; pero, ¿hasta cuándo?.

Las cuadrillas de la comuna local trabajan día a día para recoger la basura depositada por los propios habitantes en lugares donde no corresponden. Eso significa sacrificio, dispersión de fuerzas y sobre todo, recursos a la Intendencia; es decir, a todos nosotros que pagamos nuestros impuestos y tasas municipales. Otro grupo, contrata a motocarros o carriteros para recoger su desecho domiciliario para luego ir a depositar en algún terreno baldío de la zona.

A quién perjudican con esa acción? a todos los demás vecinos que intentan día a día vivir en un ambiente más saludable y seguro. 

Los propietarios de casas y terrenos baldíos deberían no solamente recibir una multa sino también ser imputados por su desidia. La única forma de curar este mal de algunos mal educados ciudadanos es castigándoles por el bolsillo (y tal vez la cárcel).

Estos comentarios vienen a colación de que a diario vemos a los obreros de la Municipalidad de Fernando de la Mora recogiendo basuras de donde no debieran; es decir, de inmuebles abandonados; que al mismo tiempo se convierten en aguantaderos de delincuentes y drogadictos, que aprovechan la oscuridad y la suciedad para estar agazapados esperando a alguna víctima a quien asechar.

El intendente local, con toda la buena intención, menciona en su perfil del facebook, que están cercando incluso, algunas propiedades abandonadas por sus dueños y que sirven de vertedero.

"Debido a la desidia de los propietarios hemos procedido a colocar alambrado perimetral en este terreno baldio que se usa como vertedero clandestino", señaló hace dos días el lord mayor de la ciudad; aclarando que los gastos serán incluidos como multa en el pago de los impuestos. Se refería a un baldío ubicado en Coronel Franco y Petirossi.

Esta situación ya no es admisible. Los demás conciudadanos que se esfuerzan diariamente por mantener limpia su casa y su cuadra, deberían denunciar a los inconscientes, que no tienen en cuenta el perjuicio que ocasionan a otros.

Nuestra responsabilidad como ciudadanos es coadyuvar para mantener una ciudad limpia, ordenada y segura.