Huele a chantaje al MOPC: Mota Engil ahora dice que los medios mienten

La contratista del Metrobús, Mota Engil, emitió un comunicado esta tarde en el que aclara que no se va del país y que está buscando una salida de consenso con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones para proseguir con la obra. Acusó a los medios de comunicación de generar confusiones en la opinión pública; sin embargo, en la nota leída por el propio titular del MOPC, Arnoldo Wiens, se menciona que da un preaviso sobre la inminente paralización de los trabajos.

Ante la virulenta reacción de la ciudadanía, sobre todo, de la afectada directa que son los pobladores de Fernando de la Mora, la constructora encargada de la construcción del Metrobús, por medio de un pronunciamiento pretende disminuir el impacto de su nota del 13 de agosto a la cartera de Obras Públicas. 

Ahora menciona que está dispuesta a continuar con el desarrollo del plan y que está abierta para llegar a un acuerdo favorable con las autoridades nacionales, desmintiendo que la compañía se retiraría del Paraguay.

En su misiva al Ministerio de Obras Públicas habla claramente de que en 21 días pararían las tareas, alegando incumplimientos de contratos por parte de la contratante, en este caso la cartera aludida. Menciona dos temas fundamentales: el primero de ellos es la falta de despeje de las áreas en donde tienen que intervenir para proseguir el proyecto y el segundo la supuesta falta de pago a la empresa.

Al parecer, es una medida de presión para que el MOPC desembolse la suma de dinero que supuestamente se le adeuda. 

Por otro lado, esta tarde se pronunciaron a favor de la terminación urgente de la obra, tanto la Junta Municipal como la Intendencia de Fernando de la Mora, cuyo intendente, Alcides Riveros, fue enfático en señalar que agotarán todas las instancias para que se de una urgente respuesta a la ciudadanía sobre la problemática creada.

Manifestación

Entre tanto, frentistas, comerciantes y pobladores de Fernando de la Mora hicieron una manifestación de protesta esta noche exigiendo el "fin de la pesadilla". Varios de los oradores expresaron que están cansados de pasar penurias, de perder trabajos y de pasar por malos momentos por "culpa de esta obra, que mucho dolor de cabeza que nos produjo", expresó uno de ellos.

La protesta se dio en la ruta Mariscal Estigarribia y su intersección con Calle Última o Defensores del Chaco, límite entre Asunción y Fernando de la Mora. También cuestionaron que nuevamente se reunió la mesa de crisis y no fueron invitados para participar los afectados directos, "tal como prometió el ministro Wiens".

“He visto una mesa de crisis, ellos se tragaron la plata y quieren saber donde está, la mesa tendría que ser acá en la obra con nosotros los afectados, y sin embargo están todos los que siempre estuvieron, los técnicos del Metrobús. No se invitó a ningún afectado, ni a gente de la intendencia ni a concejales”, lamentó Édgar Gill, presidente de la Asociación Actua, de afectados por la polémica obra.