Joven pareja fernandina se abre paso al mundo del éxito

Los sueños están para ser cumplidos, dijeron y están tras ellos con firmeza. Con ingenio, creatividad, mucho sacrificio y capacitación constante, la joven pareja fernandina, compuesta por Fernando Florentín y Fátima Benítez, están logrando la meta de tener su local propio desde donde ofrecer sus servicios. Con su empresa Macro Fotografía se dedican al rubro de la imagen y a la organización de bodas, en las que con el correr de los años se hicieron expertos. Conozcan en esta nota la rica historia de estos emprendedores.

Fernando en realidad quería ser médico, no se le dio, pero siguió una carrera afín en la misma Facultad de Medicina de la UNA, la de Kinesiología y Fisioterapia. Su idea de iniciarse en la fotografía nació en esas aulas, obligado por la necesidad de solventar su carrera. Siempre contó con el apoyo de sus familiares y amigos, a quien recurrió en los momentos que ofrecían oportunidades.

Fue perseverante, se asoció con las personas adecuadas y fue capacitándose permanentemente hasta consolidar la empresa, que este año cumple 10 años. Hace unos años su novia Fátima, con la intención de acompañarle, también se interesó por las imágenes y juntos se capacitaron aquí y en el exterior con profesionales renombrados de España, Argentina, Venezuela, entre otros.

Un dicho popular dice que "la mujer te eleva o te hunde". Para felicidad de Fernando, su hoy esposa resultó de impulso, con coraje y decisión, Decidió dejar la función pública y dedicarse de lleno con su esposo a emprender una compañía familiar.

Hoy, estos exitosos emprendedores no solo ofrecen servicios de fotografía sino también Organización de Bodas. Para ello se capacitaron en los mejores institutos de nuestro medio.

Fátima también aporta lo suyo y comenta que el dueño dorado se está cumpliendo: Tener su propia oficina y sala de estudios, que muy pronto lo estarán inaugurando, según comentó. Aclaró que antes trabajaban desde sus casas, pero se dieron cuenta que necesitan mayor comodidad y un espacio para recibir a los clientes, que tiene mucho que ver con la imagen de cualquier compañía.

Indicó que en el 2015 culminaron sus estudios como especialistas en Organización de Bodas y desde entonces, vienen ofreciendo ambos servicios, que pueden solicitarse juntos o por separado para los acontecimientos. Aclaró que tienen una certificación internacional de Estados Unidos, que es un paso importante para entrar en el mercado con mayor fuerza.

Apuntó que gracias a la satisfacción de los clientes a quienes hemos servido, que comentan a sus allegados nuestros servicios, a la fecha tenemos buena demanda y estamos creciendo para dar, incluso, más fuentes de trabajo a los jóvenes sobre todo.



La historia de Fernando

Fernando tiene 32 años, casado con Fátima, de cuya unión nació una nena que hoy tiene 2 años. Nos comenta que "terminé el colegio en el 2005, ya con un puesto de trabajo en un conocido sanatorio privado; estuve trabajando allí cuatro meses, luego decido renunciar para cumplir un sueño ajeno de ser médico, hice cursillo de medicina en el 2006 y en el 2007, lo hice dos años porque no ingresé en el primer año, el segundo año de cursillo decido cambiar de carrera, en la misma Facultad, pero esta vez me postulé para la carrera de Kinesiología y Fisioterapia en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA. En el 2008 inició la carrera, y como venía de trabajar, me gustaba tener mi propio dinero. Al ingresar decido buscar una actividad que me pudiera generar un ingreso y sea compatible con mi vida de estudiante en ese entonces".

Recordé una clase de fotografía en el colegio donde estudiaba, cómo nosotros imprimíamos los negativos en el laboratorio y decidí estudiar fotografía, pensando en trabajar los fines de semana y estudiar durante la semana. Busco cursos de fotografía, en ese entonces muy escaso, encuentro en un periódico un curso que estaba por comenzar en El Instituto de la Imagen, llamo a consultar costos, y obviamente no podía pagar lo que pedían, solicito señar el curso con un 100.000 y me aceptaron, ese cien mil le pedí a mi mamá, diciéndole que solamente eso necesito y que después veré la manera de seguir pagando, siguió relatando.

Su muy rica historia de esfuerzo y perseverancia, lo empujó con la venta de libros de Medicina para poder pagar el curso. Su mamá reprobó al principio esa actividad porque tenía la presunción de que eso le llevaría a abandonar su carrera universitaria. Pero el siguió adelante, avanzó con los niveles hasta el avanzado, siempre pagando de a poco con lo que iba consiguiendo, producto de su trabajo.

La cámara que usaba para hacer las fotos en las salidas del Instituto era un celular Nokia N 95 que le prestaba un amigo para las salidas. "Con esa cámara llegué hasta terminar el nivel Intermedio, para el avanzado ya debía tener una cámara Reflex, de nuevo pido ayuda a alguien, y mi hermano hace un préstamo en su cooperativa para poder comprar una cámara, pero ese préstamo lo iba a pagar yo. Llegó la primera cámara, la Canon XSi, recién lanzada ese año. En esa misma semana otro hermano me propuso cubrir una colación de colegio, y yo le digo que sí, sin tener noción de qué equipo llevar, solo tenía mi cámara. Le llamo a un profesor del Instituto, mi profesor de fotografía en ese entonces, a pedir alguna recomendación de cómo cobrar o qué tener en cuenta, y me dice que tenía que tener un flash externo por lo menos para poder trabajar mejor- Como no tenía plata, decido ir con el flash de cámara nomas, y no sé cómo se dieron las cosas, pero pude cubrir el evento solo. Agarré 10 clientes esa noche, de todo lo que me sobró, le compré al mismo profesor mi primer flash".

Fernando fue avanzando, mejorando día a día su trabajo, tenías más y más clientes, renovaba equipos, se asoció con otro joven que hacía vídeos, fue ampliando su oferta con ingenio y mucho esfuerzo. Luego accedió a una computadora donde editaba sus materiales y le hacia menos oneroso y más independiente en su trabajo.

En el 2009 se asoció a un amigo, a quién le enseñó fotografía, y fundaron lo que hoy es la empresa Macro fotografía. Se estrenaron en una colación Universitaria, un 7 de noviembre de ese año.

En el 2013 conoció a la que sería su compañera de vida

Al poco tiempo de salir con Fátima, ella decidió estudiar también fotografía y ya empezaba a acompañar a su novio de entonces a los eventos. Ella era funcionaria pública y por las tardes o noche se sumaba al trabajo para practicar lo que estaba estudiando. "En este tramo, conocimos a otro videografo que trabajaba para otro colega, decidimos trabajar con él en algunos eventos, y nos gustó el resultado.Hasta hoy es la persona que nos hace los vídeos. Con Faty empezamos a crecer aún más, yo tenía una página en Facebook, que ni siquiera actualizaba, y ella me insistía en subir mis fotos, yo le decía que no era así nomás que se subía, que eso tenía que seleccionar bien, que debía editar de manera especial, y como no tenía tiempo para eso, no compartía nada. Cuando ella aprendió a administrar la página, se encargaba de subir las fotos", relata Fernando.

Se casaron a finales del 2014, ella renunció a su trabajo en el 2015 para dedicarse de lleno a este negocio y juntos tomaron ese riesgo. Una de las metas que tenían como emprendedores ofrecer el servicio de organización de eventos. Se inscribieron juntos a un curso de certificación internacional y obtuvieron el título de Especialistas en Bodas.

Fernando aclara que hace dos años que están en el mercado ofreciendo ese servicio con el nombre de Fátima Benítez Wedding Planner.

"Este año cumplimos 10 años en el mercado de la fotografía, y como meta nos propusimos habilitar nuestra oficina, que lo inauguraremos en este noviembre, donde ofrecemos el servicio de fotografía y Organización de Eventos. Cada trabajo que hacemos lo hacemos con pasión, con atención, mucha responsabilidad, buscando siempre superar las expectativas de nuestros clientes", apuntó.

Para contactar con la empresa pueden hacerlo a través de la línea 0991705860, o entrando al sitio www.macrofotografia.com.py ; Instagram: @macrofotografia.py

Fatima Benitez Wedding Planner (facebook) y @fatimabenitezwp (instagram) 0961771043