Rebeca Ascurra, joven diseñadora fernandina, que se abre paso exitosamente

Desde muy chica dibujaba casas, vestidos y otras prendas. Pareciera que tenía ya la profesión elegida y sus padres lo intuyeron. Fue así que a los 6 años ya le regalaron una máquina de coser, de juguete por supuesto. Eso la motivó aún más a aferrarse a esa actividad, sin dejar de lado los juegos y los estudios posteriores. Ya de adolescente soñaba con ser arquitecta o diseñadora y hoy se está consagrando con un estilo especial de hacer prendas para damas. Hablamos de Rebeca Ascurra, joven fernandina de 24 años, que se abre paso firmemente en el competitivo mundo de la moda y el diseño.

Rebeca, motivada con la máquina de coser que le regalaron sus padres, un 6 de enero, Día de los Reyes, pronto comenzó a hacer vestidos a sus muñecas y le agarró la mano a la costura con relativa facilitad, según comentó a nuestra página.

Hoy en día sus vestidos lucen en los grandes eventos nacionales e incluso, en el extranjero.  Confeccionó muchas prendas en estos 2 años de trabajo, desde que decidió abrirse paso en forma independiente. Nos manifestó que el que llamó la atención de muchas y le generó una gran satisfacción, fue el último que hizo para una amiga, la cual lució el atuendo en una boda en la playa celebrada en Cancún, México. 

Mi papá, mi gran impulsor

Ya estando a punto de terminar el colegio, ella ya tenía con claridad qué quería estudiar: Licenciatura en Diseño, y en ese sentido, "debo reconocer que mi papá fue mi gran impulsor".  Aclaró que el la llevó a buscar la carrera en el Campus de la UNA. Pronto ingresó en el ISA Instituto Superior de Arte Dra. Olga Blinder, dependiente de la Facultad de Arquitectura. 

A la par estudió corte y confección en cursos privados y "el último lo hice con una profesora re capa que me ayudó bastante. Ella es Elena López".

A pesar de que al principio buscaba trabajo en empresas, se daba cuenta de que podía dar más de si, considerando que es amante del arte y fue así que encontró su propio espacio y negocio.



Con apoyo de sus progenitores, Rebeca decidió emprender en forma independiente el desafío y gracias a esa gran decisión y tenacidad, hoy le va muy bien. 

"Lo hice y Dios siempre puso en mi camino a la gente correcta para ayudar en mi crecimiento profesional y personal", apuntó la joven, añadiendo que "mi trabajo es sencillo, y me da mucha alegría ver como las chicas son felices con una prenda que tenían en mente".

Aclaró que "para mi el diseño y confección son un hobby, por lo que pido a Dios que me conceda siempre creatividad para innovar".

La mayoría de sus clientas la conocen por el saludo ''Hola querida'', menciona con una sonrisa. Rebeca también asesora a las chicas con el guardarropas adecuándolo al tipo de cuerpo, rutina que desarrolla, colores que la favorecen, etc.

El atelier de la joven está ubicado en Fernando de la Mora zona sur, a cuadras de la Municipalidad, sobre la calle Fulgencio Yegros 435 casi Fulgencio R. Moreno.

Su cuenta en Instagram es: @ascurra_atelier,  donde sube sus trabajos y también ideas de prendas para que las chicas puedan elegir modelos y luego ir a su taller para tomarse las medidas.