Rediseño del Metrobús prevé uso de vehículos eléctricos

El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, afirmó que el rediseño del proyecto metrobús sobre la ruta Mariscal Estigarribia y la avenida Eusebio Ayala prevé la implementación de vehículos eléctricos y descartó cualquier tipo de afectación a los frentistas del tramo. La idea coincide con la propuesta que había lanzado el intendente de Fernando de la Mora, Alcides Riveros.

Tras una reunión con legisladores de la comisión de Obras de la Cámara de Senadores, Wiens explicó que actualmente se está trabajando en la validación de un rediseño del proyecto metrobús, suspendido luego de que la empresa encagada Mota-Engil abandonara los trabajos.

«Estamos validando y midiendo todo a los efectos de que podamos avanzar con un proyecto de mejorar el transporte público que es lo que más necesita nuestra población y Asunción», dijo.

Afirmó que con este rediseño no se va a afectar «a ningún frentista». «El rediseño que están preparando los técnicos tiene cero afectación para los frentistas así que no vamos a tener ese problema», dijo el ministro.

Por otro lado, destacó que con el rediseño se van a incorporar, en principio, 20 unidades de transporte totalmente eléctricas, cantidad que irá aumentando progresivamente con la migración que deberán hacer las empresas concesionarias de ese itinerario.

«Hoy en día están migrando a unidades cero kilómetro, esas unidades en el futuro, para las empresas que están sobre este tramo, van a tener que ser eléctricas», indicó Wiens.

El ministro mencionó que el objetivo de este rediseño tener un transporte público más ágil en el tramo de la ruta Mariscal Estigarribia y su continuación en la avenida Eusebio Ayala, hasta Asunción, con un sistema binario de entrada y salida a través de diferentes vías en la zona del centro capitalino.

«Estamos consolidando esa información, vamos a debatirlo a fondo para tomar las decisiones correspondientes; uno de los grandes problemas del diseño del metrobús, de lo que no se hizo, fue prever el drenaje pluvial, y en este planteo que nos están preparando los ingenieros y los técnicos lo que se precautela es que sea parte del proyecto el drenaje pluvial», dijo el ministro.

Igualmente señaló que con el rediseño se buscará «aprovechar al máximo» las inversiones que ya se hicieron en el tramo a los efectos de «optimizar al máximo» todo el hormigonado ya construido así como las paradas en el medio, que van a tener que ser modificadas en su altura para su utilización.

«Vamos a tener que bajar en la altura en la cual funciona hoy el transporte público porque no vamos a cambiar la modalidad del transporte público pero sí el sistema de paradas tiene una dinámica muy interesante para aprovechar lo que se invirtió y darle el mayor uso a todo eso», indicó Wiens.

En cuanto al seguimiento del caso con la empresa Mota-Engil, el ministro señaló que se está por terminar la intervención realizada por el Ministerio de Obras, así como el trabajo de la Contraloría en la zona de obras. «Esperamos para este fin de junio terminar con ambos y ahí vamos a llevar a través de la Secretaría Nacional Anticorrupción la información al Ministerio Público», dijo.

«Lo que hay es un trabajo de negociación para el cierre del contrato con Mota-Engil, los tramos 2 y 3 que está encabezando el equipo de la Procuraduría con técnicos del Ministerio de Obras y del Ministerio de Hacienda», concluyó.

IP