Se crea el Registro Nacional de Agresores Sexuales de Niños y Adolescentes

Quedó promulgada la la Ley 6572/20 que dispone la creación de un registro nacional de agresores sexuales de niños, niñas y adolescentes y un banco genético. Los nombres de los depravados estarán en forma pública y las personas tendrán que presentar un certificado de que no están en la lista negra para trabajar en empresas que se dedican a niños y también como orientadores religiosos.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, firmó ayer el decreto que pone en vigencia la normativa,  con el propósito de establecer mecanismos para promover una vida libre de violencia.

Asimismo, busca proveer herramientas que faciliten la investigación y persecución penal teniendo en cuenta su grado de peligrosidad con el fin de evitar la reincidencia.

El Registro Nacional de Agresores Sexuales de Niños, Niñas y Adolescentes es un sistema de información gratuito, sujeto a reserva, donde se asientan los datos de los agresores sexuales, consignando su identidad, perfil genético, penas y medidas de seguridad impuestas por la comisión de cualquier hecho punible de índole sexual, de manera actualizada y en tiempo real.

En cuanto a su órgano de aplicación, el Poder Judicial será la autoridad competente para organizar, elaborar, implementar, desarrollar, administrar, monitorear, actualizar y controlar el cumplimiento de las obligaciones para la funcionalidad del Registro Nacional de Agresores Sexuales de Niños, Niñas y Adolescentes.

Asimismo coordinará acciones en conjunto con las demás instituciones mencionadas en la presente Ley, adoptará las medidas necesarias para asegurar la agilidad en la transmisión de la información requerida, así como la veracidad, integridad, confidencialidad y accesibilidad de los datos contenidos en las inscripciones. Esta información se referirá a las condenas dictadas tanto en la República del Paraguay como en la de otros países.

Además, garantizará con plena eficacia jurídica, la autenticidad e integridad de los datos certificados e impulsará el cumplimiento de lo previsto en materia de cancelaciones de las inscripciones.

Respecto a la inclusión, el documento establece que una vez firme y ejecutoriada la sentencia condenatoria, agotadas las instancias recursivas, el Juzgado interviniente, de oficio y de manera inmediata, remitirá la información al Registro Nacional de Agresores Sexuales de Niños, Niñas y Adolescentes ordenando la inclusión del agresor sexual condenado por la comisión de alguno de los hechos punibles de índole sexual descriptos en el Artículo 6° de la presente normativa.

Por otro lado, la ley también dispone la creación del Banco Genético de Agresores Sexuales, dependiente del Ministerio Público, a través del Laboratorio Forense, con la finalidad de obtener, almacenar y registrar información genética que facilite la determinación y esclarecimiento de hechos punibles de índole sexual, el cual procesará las muestras de material biológico, para la obtención del perfil genético a las personas condenadas por hechos punibles previstos en la presente Ley.

Igualmente señala que el Poder Judicial y el Ministerio Público incorporarán las partidas presupuestarias requeridas para el adecuado funcionamiento del Registro Nacional de Agresores Sexuales de Niños, Niñas y Adolescentes y del Banco Genético de Agresores Sexuales, respectivamente, en las previsiones anuales del Presupuesto General de la Nación.

IP