Un refugio de gatos que necesita de nuestra conciencia y colaboración

Lo que comenzó como una actitud solidaria y de amor con los animalitos, con el tiempo se convirtió en una guardería de gatos, gracias al gran corazón de la señora Olga Policani, quien invierte mucho tiempo y recursos propios para mantener a los felinos caseros. Sin embargo, también necesita que la gente entre en rezón y colabore castrando a los mismos y/o actuando como padrino de la guardería.

Espacio Fernandino llegó hasta el domicilio de la Sra. Olga, ubicada Saturios esq Florida, zona sur de nuestra ciudad para conocer la historia del refugio. Nos comentó que hace mucho sacrificio por los gatitos, pues tiene su costo mantenerlos, pero que lo hace con mucho cariño.

¿Cómo comenzó esta linda historia?

Hace aproximadamente 5 años, cuando me mudé a este barrio una persona abandonó a cinco gatitos en la esquina de mi casa. Me dio mucha pena y los recogí para tratar de darles una vida más llevadera. Son inocentes, necesitan vivir como nosotros. Entonces, les di de comer, les mediqué y más tarde les castré para que no tuvieran crías, que mañana pasarían por la misma situación que ellos.

En aquel entonces trabajaba en Ciudad del Este y venía cada tanto. Entonces pedí ayuda a mi mamá y a mi hijo, quienes gracias a Dios respondieron positivamente en el cuidado.

Posterior a esa situación llamé a un grupo de Facebook para pedir orientación y que me contaran la experiencia de las personas que cuidan de mascotas abandonadas.

Tras mi publicación, lastimosamente la gente se aprovechó de mí diríamos y cada tanto viene a tirar sus gatitos frente a mi casa o me traen con la intención de que yo les de un refugio temporal.

¿Y qué pasó después?

Sin embargo, luego vino un aluvión, comenzaron a traerme o directamente a tirarme en mi casa unos 20 animalitos por temporada. Se comenzó a acumular y ya sobrepasó mi capacidad de cuidado y de recursos también. Porque yo no recibo apoyo económico de nadie, de mis ganancias destino una parte importante para comprar la comida semanalmente.

¿Cuántos gatos tiene actualmente?

Hoy en día hay como 60 gatos, entre recién nacidos y otros grandecitos que ya necesitan de hogar. Por eso apelamos a la ciudadanía a adoptar un gatito y así ayudarme también para alivianar mi carga. Yo lo hago con mucho amor, porque me encantan los animales, pero también le pido conciencia a la gente a que no me traigan más y sobre todo, que las personas amantes de las mascotas vengan a retirar para llevarle a su familia.

Me llamó la atención el cartel...

Justamente tuve que usar como recurso este cartel, para que la gente no me traiga más gatitos, porque ya no me da la capacidad. No tengo un patio grande, es un terreno normal y ya no caben. Además de todo lo que implica en materia de gastos de veterinaria y la alimentación. 

Ciertamente, algunos veterinarios me cobran un poco más barato por la castración y la sanitación, pero lógicamente todo significa dinero, por eso ruego a los vecinos abstenerse de tirar gatitos frente a mi domicilio.


La gente adopta más perros que gatos, ¿verdad?

Eso es cierto, porque al perro es más fácil tenerlo en la casa. El gato como todo felino no se queda, trepa, se va de casa en casa y por supuesto, no hay muralla que lo ataje.

Sin embargo, tener un gato tiene sus ventajas. Por ejemplo, ahuyente a ratas, cucarachas y otras alimañas que siempre molestan en los hogares. 

¿Qué le pediría a las personas de nuestra ciudad?

En primer lugar mayor conciencia, en cuanto a castrar a sus mascotas, salvo que quieran hacerse cargo de todas las crías. En segundo lugar, que no me traigan más a mi casa los gatitos y por último, los que puedan que apadrinen a los gatitos, puede ser con comida o con su cuidado de salud. Yo no pido dinero en efectivo, pero si quieren traer comidas, sólo purinas, por ejemplo, serán bienvenidas.

Hasta ahora la Sra. Olga Policani compra unos 150 kilos de purina por semana y gasta otros cuantos cada mes por servicios de veterinaria, para mantener a los 60 animalitos.

También se ofrece para encaminar a las familias acerca de cómo cuidar a los gatitos y sobre todo, a evitar que tengan hijos que después terminen tirados en las calles.

Realmente un gesto noble de la Sra. Olga, que seguramente con esta acción ya se ganó el cielo.

Si quiere conocer más acerca del refugio o para ayudas, puede llamar al teléfono 0982 335104.