Cierre de rutas ante subidas de precios de combustibles va recrudeciéndose

En varios puntos del país, camioneros, taxistas, trabajadores de varias plataformas así como particulares, desarrollan cierre de rutas y accesos principales a las ciudades, en protesta por la suba de precios de los combustibles. El Gobierno busca alternativas de solución, pero hasta ahora no convence a los manifestantes, que amenazan con endurecer las medidas.

Desde hace tres días se vienen manifestando en varias ciudades de la República exigiendo que bajen los costos de todo tipo de combustible. El Poder Ejecutivo planteó bajar solamente el precio del diesel, porque supuestamente es el que más impacta en la economía en general, pero los camioneros rechazan esa posibilidad diciendo que todos los productos deberían disminuir. Un gesto solidario admirado por toda la ciudadanía.

Esta mañana se reportan cierres intermitentes de vías de comunicación en algunos puntos como:

Ruta PY02, Km 16, ex Aratirí, Capiatá; Ruta PY02, Km 49, Caacupé; Ruta Do74, Km 28, Itá Itauguá; Ruta PY02, Km 298, Minga Guasu; Ruta PY07, Km 273, Itakyry. También en varios puntos de la zona de San Pedro y otros lugares del país.

A pesar de las incomodidades que acarrean estas protestas, en las redes sociales hay gran cantidad de personas que apoyan la medida, evidentemente porque los carburantes afectan a todos y el incremento perjudica por igual a la mayoría de los habitantes.

El Poder Ejecutivo planteó un fondo de 100 millones de dólares, que sería sustentado con un crédito externo, con el fin de mantener los precios. Sin embargo, los líderes de la medida de fuerza y la mayoría de los parlamentarios rechazan esta posibilidad.

Ante el recrudecimiento de las medidas, anunció que hasta el mes de abril no variarían los costos. Los cuestionamientos desde la población se basan en que el precio internacional del crudo bajó considerablemente en estos días, sin embargo, no descienden los precios.

Así como están las cosas podría ir empeorando las cosas para el Gobierno y la ciudadanía afectada, considerando que día a día más sectores se van sumando a la protesta, como por ejemplo, los campesinos y obreros organizados.