Directivos de Coofedelmo resolvieron vender el local de la entidad

Los directivos de la Cooperativa Multiactiva Fernando de la Mora Ltda. (Coofedelmo) resolvieron vender la sede de la entidad social, con el supuesto fin de capitalizarla y tratar de salvar la institución, que viene en baja desde hace 6 años aproximadamente. Para ello convocaron a una asamblea extraordinaria el pasado viernes 11 de marzo, a las 08:00 de la mañana. Por supuesto, a esa hora laboral, casi nadie asistió y pudieron conseguir su objetivo.

De acuerdo a lo denunciado por la señora Teresita Espínola, ahorrista considerada estafada por la cooperativa, en la asamblea asistieron menos de 10 personas, entre directivos, empleados y otros socios. No es la primera vez que se llama a la reunión de la máxima autoridad en un día hábil y en horario inoportuno, justamente cuando la mayoría se encuentra en su trabajo o en otros quehaceres.

En el 2019 la entidad solidaria tenía 18 mil socios activos. Ya en ese entonces Perla Cáceres, ex presidenta de Coofedelmo, había expresado que consiguieron bajar de 40 al 16% la tasa de morosidad de los préstamos y que supuestamente se hizo un reordenamiento administrativo, con reducciones importantes en los gastos, con lo que se estaba logrando mejoras sustanciales.

En el 2017, a raíz de graves problemas administrativos y de falta de liquidez, la cooperativa fue intervenida por el Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) y luego recibió un salvataje de un millón de dólares. Sin embargo, hasta ahora no puede remontar y sigue sin devolver a los socios millonarias sumas que tienen en su cuenta de ahorro.

La señora Teresita Espínola viene reclamando desde hace varios años la devolución de su dinero, que según dijo, orilla los 30 millones de guaraníes, sin intereses, y en más de una ocasión de encadenó frente a la sede central de Coofedelmo. Hasta ahora no puede recuperar, como miles de socios, los recursos que le corresponden.

Para conocer más de cerca la realidad de la cooperativa, intentamos hablar con Pedro Enrique Garay, actual titular de la entidad social, pero no tuvimos éxitos. Desde el número habilitado en la oficina de la misma, nos prometieron que nos devolverían la llamada, pero tras varios días de espera, no recibimos respuesta alguna.