El cáncer de colon es prevenible con detección precoz

El cáncer de colon es el tumor maligno más común del tracto gastrointestinal, afectando por igual a hombres y mujeres, señaló el jefe de la Sala de Tumores de la Sala X - Primera Cátedra de Clínica Quirúrgica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, Dr. León Villalba, cirujano oncológico y general. Agregó que dicho mal se da con mayor frecuencia entre los 50 y 80 años de edad, pero es prevenible con la detección temprana, mediante colonoscopias rutinarias.

El profesional médico explicó que el cáncer de colon comúnmente conocido como intestino grueso constituye el 13% de todos los cánceres. Se lo observa con mayor frecuencia entre los 50 y 80 años, es así que más del 90% de los casos se diagnostica en personas mayores de 50 años. 

Es el tercer cáncer más frecuente en los EE.UU. y en el mundo, siendo en nuestro país la segunda causa de muerte dentro de los cánceres del tubo digestivo, después del cáncer de estómago. El cáncer de colon es el tercero en frecuencia, en ambos sexos, a nivel mundial, y tomando todos los cánceres, en Paraguay es la quinta causa de muerte por cáncer.

“En Paraguay se le ubica incluso como la primera causa de muerte por cáncer del tubo digestivo, pero no es así a nivel mundial, por eso la referencia a Estados Unidos. En Paraguay hay mucha población joven, recordando que se da con más frecuencia en personas mayores de 50, y además los registros son mayores y más precisos en los países que se usan como referencia, EE.UU. o Europa”, explicó.

Evolución hacia el cáncer

Se desarrolla a partir de lesiones no cancerosas, llamadas pólipos, los cuales son vistos con mayor frecuencia a partir de los 50 años de edad. Algunos pólipos pueden evolucionar a cáncer, tras crecimiento a lo largo de varios años, informó el jefe de la Sala de Tumores de la Sala X - Primera Cátedra de Clínica Quirúrgica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA,  Dr. León Villalba.

El cirujano oncológico y general mencionó que es importante tener en cuenta que el cáncer de colon es prevenible a través de la detección temprana durante la colonoscopía y si es posible se extirpan en ese mismo procedimiento el pólipo y se envía para estudio anatomopatológico. Especificó que la detección precoz o temprana es encontrar el cáncer en una etapa bastante inicial, cuando puede ser curado.

Resaltó que cuando el cáncer es detectado en estadio temprano, la sobrevida puede llegar a superar el 90%. Por el contrario, cuando es diagnosticado en etapas más avanzadas, aún después de un tratamiento con intento curativo, más de la mitad de los pacientes muere antes de los 5 años.

Factores predisponentes 

El Dr. León Villalba comentó que la observación de una frecuencia mayor de carcinoma colorrectal en poblaciones que consumen dietas altas en grasa animal y bajas en fibra, dio lugar a la hipótesis de la contribución de factores dietéticos a la carcinogénesis.  Justamente entre los factores de riesgo están los componentes higiénico-dietéticos: dieta alta en grasas saturadas o poliinsaturadas y pobre en fibras; tabaquismo, consumo de alcohol, obesidad, sedentarismo, además de tener en cuenta que se da mayormente en personas de 50 años en adelante. 

También se presenta con mayor frecuencia en pacientes con antecedentes personales, como haber padecido enfermedades inflamatorias intestinales o pólipos en el tubo digestivo. La historia familiar de pólipos colónicos o cáncer de colon, también es un factor a tener en cuenta. 

Estudios que ayudan a la detección

Mencionó que los estudios de vigilancia son básicamente dos: sangre oculta en heces y la colonoscopía. La edad a partir de la cual se deben iniciar estos estudios dependerá de que, si el paciente se encuentra o no, dentro del grupo de riesgo aumentado de presentar cáncer de colon. 

Los grupos de riesgo aumentado de presentar cáncer colorrectal son cuatro: A: Pacientes que ya tuvieron un cáncer de colon o recto. B: Parientes consanguíneos en primer grado de un enfermo con cáncer de colon o recto, o de un paciente tratado por pólipos adenomatosos. C: Portadores de enfermedades genéticas como: poliposis familiar del colon, poliposis colónica juvenil, Poliposis juvenil familiar, entre otros. D: Portadores de enfermedades inflamatorias intestinales: colitis ulcerosa Idiopática, enfermedad de Crohn. 

En tanto detalló el Prof. Dr. Villalba que el grupo de Riesgo Normal conforman el resto de la población. En el caso ser de riesgo normal, se recomienda la detección precoz a partir de los 50 años que implica un análisis de sangre oculta en heces anualmente y una colonoscopía, que, si la misma es normal, existen pocas posibilidades de que se desarrolle un cáncer de colon en los siguientes 8 a 10 años afirmó.

Destacó que los que se encuentran en el grupo de riesgo aumentado deben realizarse los estudios a partir de los 40 años  o 10 años antes de la edad de aparición del cáncer en un familiar cercano. 

Respecto a las manifestaciones clínicas más comunes del cáncer de colon mencionó que son: anemia, pérdida de peso, dolor abdominal, anorexia (pérdida del apetito), vómitos y cambios en el hábito intestinal (alteración del ritmo defecatorio) o alteración en el calibre de las heces (heces acintadas). Igualmente, hemorragia intestinal (sangrado por el ano), cuadro obstructivo parcial o total (no elimina gases y/o heces y se distiende el abdomen).

Otros puntos a tener en cuenta es la eliminación de gleras (moco), y tenesmo rectal que explicó es la sensación recurrente de necesidad de defecar, aunque no haya contenido en la ampolla rectal, generalmente acompañado de dolores tipo cólico. Además, la peritonitis por perforación colónica, abscesos y masa tumoral.

Subrayó que cuando el diagnóstico se realiza en etapa avanzada, el tratamiento principal es la cirugía radical, complementada con quimioterapia y/o radioterapia. En estos casos más de la mitad de los pacientes fallece antes de los 5 años.

¿Qué es el colon?

El Dr. León Villalba explicó que el colon también llamado comúnmente intestino grueso, forma parte del tracto gastrointestinal. Tiene forma de tubo y se encuentra en la cavidad abdominal enmarcando al intestino delgado y conecta a este último con el ano. 

Los alimentos ya digeridos y absorbidos casi en su totalidad pasan del intestino delgado al colon, en donde se les extrae agua y algunos electrolitos y nutrientes. El material restante se convierte en materia fecal o heces, es almacenado en el recto y se elimina a través del ano.