Operativo invierno de la SEN asistió a 36 indigentes de calle

La Secretaría de Emergencia Nacional realizó el Operativo invierno “Ñeñua” durante la fría noche del domingo y madrugada de este lunes, asistiendo a 36 personas en situación de calle, en distintos puntos de Asunción, con la entrega de frazadas, colchones y alimentos calientes.

Este es el cuarto operativo del año, que se inició a finales de abril. Con las bajas temperaturas, los funcionarios de la SEN abocados a este operativo, empezaron a recorrer las distintas calles y zonas de Asunción, como la Terminal de Ómnibus, el Mercado 4, el microcentro capitalino, entre otros lugares.

En comunicación con IP, Rubén Cuevas, coordinador del Operativo Ñeñua, manifestó que durante la noche pudieron asistir a adultos, niños e indígenas, totalizando 36 personas en situación de calle, a quienes entregaron colchones, frazadas, y alimento caliente.

Mencionó que durante la semana pasada, en uno de los recorridos encontraron a 60 personas, porque se adentraron en el Mercado 4, pero los mismos no son personas en situación de calle, sino más bien hay familias enteras dedicadas a la venta de “remedios yuyos” (pohã ñana), pero que se encontraban en condiciones precarias, por lo que fueron asistidas por la institución.

Informó que se prevé el alquiler de un predio que servirá del albergue, para poder recibir a estas personas, y realizar una atención más íntegra, dotando de un espacio donde también puedan asearse, cortarse el pelo y la barba; e incluso de ser necesario, si la persona requiere son derivados a un centro hospitalario para una atención médica.

Sin embargo, uno de los inconvenientes que encuentra cada año la institución, es hallar el lugar del albergue para ser alquilado, debido a que muchas veces los propietarios se niegan a que su predio sea para ese fin, otras veces son los mismos vecinos los que están en contra de instalarlos en la zona.

“Mi sueño, antes de jubilarme es que se pueda instalar y asistir como coordinador un Hogar Nacional, que pueda albergar a estas personas en calle”, aseveró Rubén Cuevas.

Por su parte, otra de las funcionarias que realiza cada noche el recorrido, Gloria Martínez, expresó que la atención de ellos va orientada en los adultos, pero sin embargo, también encuentran a niños e indígenas, que se encuentran en situación deplorable, alcoholizados o drogados, y muchos de ellos, son violentos.

Explicó que la SEN no tiene injerencia legal para asistir a niños e indígenas, pero por cuestiones de humanidad se realiza, ya que es competencia directa del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia así como del Instituto Paraguayo del Indígena; por lo que pidió mayor acompañamiento de las ambas instituciones al momento de llevar adelante el operativo.

Reflexionó que esta labor realiza la institución de emergencia solamente durante las frías noches, por lo que no es una tarea permanente como se podría llevar adelante desde otras instancias, principalmente en el caso de la atención a niños e indígenas, que requieren un particular cuidado y asistencia.

Entre los indígenas también encontraron niños en situación de calle, y en otras dos zonas más también hallaron más menores de entre 10 a 15 años, el resto, son adultos, comentaron ambos funcionarios.

IP